Directo al Alma
@directoalalma

Este canal va directo al Alma. Quieres que publiquemos algo? Envia correo a [email protected] o mensaje a @tuporaqui
223  
Directo al Alma
2019-06-13 

Un Empresario le dijo a su empleado: Quiero que me construyas una casa; aquí están los planos, ¡Quiero que la hagas conforme este diseño!...

¡No quiero que falte nada!
El empleado tomó los planos y molesto porque le faltaban sólo 3 meses para jubilarse, comenzó a decirse: ¡Me faltan 3 meses para jubilarme y este hombre me da un trabajo para seis meses, pues lo haré!... ¡Pero voy a utilizar materiales de segunda, no me voy a esmerar mucho, haré lo que pueda, y así me quedará dinero para mi!
Las columnas las hizo sin mucho esmero, usó materiales baratos y de segunda, en toda la edificación de la casa utilizo materiales no acordes a la estructura y solo se esmero en la fachada para engañar al dueño, y lo que podía saltarse en la fabricación lo hizo, de tal manera se "ahorraría" el tiempo que necesitaba normalmente para hacerlo y así irse lo mas pronto posible.
Cuando terminó la edificación, se presentó el dueño y miró la casa, observó que habían algunos detalles pero se acercó a su empleado y le dijo: ¡Toma las llaves!... ¡Este es tu regalo!... ¡Por todos los años que me has servido!... ¡¡¡Esta es tu casa!!!
¿Cómo cree usted que se sintió este hombre al oír aquello? Él lamentablemente había cosechado lo que había sembrado...
Moraleja:
Todo lo que hagas hazlo con AMOR, no dañes a nadie, sé un buen ejemplo, da lo Mejor y recibirás lo Mejor...
¡La Vida es un boomerang, todo regresa a ti!... Porqué el primer cliente que tienes es tu integridad y él no se equivoca a la hora de pagar.
Directo al Alma
2019-05-09 

La Mente es Maravillosa. Los seis sabios ciegos y el elefante:

un cuento para valorar las opiniones de los demás
No siempre es sencillo valorar las opiniones de los demás porque cuando chocan con las nuestras solemos dar prioridad y mayor veracidad a las propias. Esto provoca que nos volvamos personas intransigentes y que nos neguemos a analizar la manera en la que los demás perciben la realidad. En lugar de enriquecernos, esta situación más […]
La entrada Los seis sabios ciegos y el elefante: un cuento para valorar las opiniones de los demás se publicó primero en La Mente es Maravillosa .
Directo al Alma
2019-04-10 

Después del 11 de septiembre, una empresa que tenía sus oficinas cerca del World Trade Center

invitó a ejecutivos y empleados de otras compañías que habían sido afectadas por el ataque a las Torres Gemelas, para compartir su oficina a fin de que pudieran reiniciar temporalmente sus operaciones.
En una reunión de la mañana, el jefe de seguridad contó historias de por qué́ su gente estaba viva... y todas tenían que ver con pequeños detalles como estos:
Al director de una compañía se le hizo tarde porque era el primer día de kínder de su hijo. Una mujer se retrasó́ porque su despertador no sonó́ a tiempo. A uno se le hizo tarde porque se quedó́ atorado en la carretera en la que había un accidente.
A otro sobreviviente se le fue el autobús; alguien se tiró comida encima y necesitó el tiempo para cambiarse; uno tuvo un problema con su auto, que no arrancó; otra regresó a contestar el teléfono; otra ¡tuvo un bebé!, y otro no consiguió́ un taxi.
Pero la historia que más impresionó fue la de un señor que se puso un par de zapatos nuevos esa mañana, y antes de llegar al trabajo le había salido una ampolla. Se detuvo en la farmacia por una curita y por eso está vivo hoy.
Ahora, cuando me quedo atorado en el tráfico, cuando pierdo un elevador, cuando regreso a contestar un teléfono, y muchas otras cosas que me desesperan, pienso primero:
“Este es el lugar exacto en el que debes estar en este preciso momento”.
La próxima vez que tu mañana te parezca enloquecedora, los niños tarden en vestirse, no logres encontrar las llaves del auto, te encuentres todos los semáforos en rojo... no te enojes ni te frustres. Estás en el lugar correcto a la hora exacta. Disfruta cada momento.
Directo al Alma
2019-04-07 

Rincon del Tibet. Relájate y deja que pase, ya está creado

https://rincondeltibet.com/blog/wp-content/uploads/2019/04/relajate.jpg Relájate y deja que pase, ya está creado Lo que estamos viviendo en nuestro presente es una consecuencia o resultado de nuestra creación pasada, no podemos cambiarlo de manera instantánea, podemos simplemente fluir con esta experiencia creada y seguir creando
Ver Mas
Directo al Alma
2019-04-05 

Cuando surja el deseo de conocer al Ser, comenzarás a hacer todas las cosas que se requieren para alcanzar esa meta, y comenzaras a evitar todas las cosas que te alejaran de ella.

Cuanto más amor se desarrolle para la meta, y más comprendas la necesidad de las diversas disciplinas y prácticas espirituales, más fácil será adherirse a esas disciplinas y prácticas. El amor por la meta es como la gasolina en el depósito. Es lo que da entusiasmo, energía y vitalidad en tus prácticas.
Amma
Directo al Alma
2019-04-01 

CÓMO HACER QUE CADA MOMENTO SEA HERMOSO. Belleza. Alegría. Sentirse completo.

Todo esto no se trata de lo que haces,
Sino de cómo lo haces.
Cuando haces algo, cualquier cosa, sin mente, en forma de hábito, inconscientemente, con tu atención en otro lugar, tu mente “en otras cosas”,
sea lo que sea que estés haciendo te dejará anestesiado, insatisfecho, incompleto, y buscarás “más”.
Tienes que poner tu ser por entero en lo que “hagas”, amigo/a.
Tienes que beberte los momentos.
Ya que la alegría, la belleza, la verdadera felicidad y la paz, realmente viven en el ser, en Aquel que hace, no en la acción en sí misma.
Podrías ganar un Oscar, un Grammy o un premio Nobel,
Podrías estar escalando el monte Everest, bailando con tu querido padre en el día de tu boda, trabajando en tu gran proyecto (tu novela, tu plan de negocios, tu canción o una rutina de danza),
Podrías estar pasando tiempo con tus amigos, o en soledad en un café,
Podrías salir de compras, o a comprar cebollas, zanahorias y tomates para la cena,
O para ir a arreglar tus zapatos, o barrer la basura de la vereda.
Podrías estar en una cama en el hospital, o esperando una entrevista en una oficina, o por el resultado de un examen,
Podrías estar siendo parte del funeral de un amado,
o estar sentado meditando,
o danzando salvajemente en un festival.
Si estás presente, si tu atención está en tu cuerpo,
En tu respiración y tu corazón,
Si estás consciente de todas las sensaciones presentes en él,
Y en todo lo que ves, los sonidos, los aromas del momento sagrado..
Si estás abrazando todos tus sentimientos, tanto los de luz como los oscuros, como si fuesen un recién nacido,
Si estás consciente de estar siendo sostenido por algo infinitamente más grande que ti mismo,
Si estás profundamente enraizado en el Ahora,
Si te rindes al presente y sientes la intimidad de esta sensación de estar vivo…
Si tú estás realmente donde estás, y en ningún lado más…
Si puedes entender que ningún pensamiento ni sentimiento se encuentra fuera de lugar aquí…
Si te permites estar roto y ser imperfecto, y no estar completo…
Si te permites no saber, no entender, no tener todo resuelto…
Si puedes bendecir todo este lío, bendecir el ir y venir de las cosas, el recordar y el olvidar, el aburrimiento y la dicha de este día…
Si puedes dejar que la mente se rinda en la vastedad y abrir tu corazón a tu corazón ya sea que se encuentre abierto o cerrado…
Bueno, entonces cualquier momento puede ser perfecto y estar completo en su total imperfección,
Cada instante puede tratarse de una gran victoria,
Cualquier Ahora puede ser cálido y sentirse como en el paraíso…
Ya sea que estés solo o en una multitud,
Ya sea que tu cuerpo sea joven o viejo, que posea completa salud o se encuentre roto e infectado.
Ya sea que tengas una década de vida o un día…
Cualquier momento,
Cualquier momento puede ser un gran portal,
Para la alegría, para el amor, para lo sagrado, para lo Infinito…
La belleza no se encuentra en lo que ves, amigo/a.
Se encuentra en la manera en que miras,
Y la alegría no se encuentra en lo que haces,
Sino en cómo lo haces.
Entonces, vive con tu corazón abierto a la soledad y a la dicha,
y permite inundar cada cosa que hagas, sin rechazar ningún momento, incluso el momento más “habitual”,
Ya que cada uno de ellos se encuentra aquí para ayudarte, para sanarte,
y para que despiertes,
y te salves,
y te completes.
La sensación de mariposas en el vientre,
Un dolor en los hombros,
El llanto de un niño,
Los destellos del sol por la tarde,
Una imagen, un recuerdo, una misteriosa figura flotando en la mente,
¿Cómo se siente caminar?
¿Cómo se siente vestir las ropas que tienes?
¿Cómo se siente sentarse, pararse, llevar algo…
Inclinarse y caer?
Decir las palabras, quedarte en silencio, no saber qué decir, sentirte vacío/a, y llenar ese vacío con…contigo mismo.
Ser un ser humano, aquí, ahora, en este extraño planeta, solo por un momento.
Llenar cada cosa que haces con curiosidad, como si estuvieses jugando, con la consciencia de un niño.
Esto. Esto. Esto…
Esto es el Reino de
Directo al Alma
2019-03-31 

La Mente es Maravillosa. El halcón que no podía volar, una historia zen sobre la autonomía

Esta historia zen sobre la autonomía nos cuenta que en un lejano reino había un soberano muy querido por su pueblo. Gobernaba de manera justa y por eso todos confiaban en él y obedecían sus órdenes sin cuestionarlas demasiado. También eran muchos los que le llevaban bellos obsequios como señal de admiración y afecto. Una […]
La entrada El halcón que no podía volar, una historia zen sobre la autonomía se publicó primero en La Mente es Maravillosa .
Directo al Alma
2019-03-30 

Rincon del Tibet. Trata de entender que tu alma tiene un plan perfecto para ti

https://rincondeltibet.com/blog/wp-content/uploads/2017/04/ayudar-2.jpg Trata de entender que tu alma tiene un plan perfecto para ti A veces nos cuesta entender que tenemos esa parte espiritual que de alguna manera decidió venir a este plano a experimentar lo que de otra manera no podría.
Ver Mas
Directo al Alma
2019-03-17 

*LA SILLA*. La hija de un hombre le pidió al sacerdote que fuera a su casa a hacer una oración para su padre que estaba muy enfermo.

Cuando el sacerdote llegó a la habitación encontró a este pobre hombre en su cama con la cabeza alzada por un par de almohadas.
Había una silla al lado de su cama, por lo que el sacerdote pensó que el hombre sabía que vendría a verlo. ...¿supongo que me estaba esperando? le dijo.
No, ¿Quien es usted?, dijo el hombre enfermo.
-Soy el sacerdote que su hija llamó para que orase con usted; cuando entré y noté la silla vacía al lado de su cama supuse que usted sabía que yo vendría a visitarlo.
-Ah si, la silla-.
Le importaría cerrar la puerta?- dijo el hombre enfermo. El sacerdote sorprendido cerró la puerta. El hombre enfermo le dijo:
Nunca le he dicho esto a nadie, pero toda mi vida le he pasado sin saber como orar.
Cuando he estado en la iglesia he escuchado siempre al respecto de la oración, como se debe orar y los beneficios que trae...
...pero siempre esto de las oraciones; no se...! me entra por un oído y me sale por el otro. De todos modos no tengo idea de cómo hacerlo. Entonces hace mucho tiempo abandoné por completo la oración.
Esto ha sido así en mi hasta hace cuatro años, cuando conversando con mi mejor amigo me dijo:
-José, esto de la oración es simplemente tener una conversación con JESÚS, así es como te sugiero que lo hagas:
-Te sientas en una silla y colocas otra silla vacía enfrente tuyo, luego con fe miras a JESUS sentado delante de ti-.
-No es algo alocado el hacerlo pues el nos dijo:
"YO ESTARE SIEMPRE CON VOSOTROS"
-Por lo tanto, le hablas y lo escuchas, de la misma manera como lo estás haciendo conmigo ahora-.
-Es así que lo hice una vez y me gustó; lo he seguido haciendo unas dos horas diarias desde entonces-.
-Siempre tengo mucho cuidado de que no me vaya a ver mi hija... pues me internaría en el manicomio-.
El sacerdote sintió una gran emoción al escuchar esto y le dijo a José que era algo muy bueno lo que venía haciendo y que no dejara de hacerlo nunca.
Luego hizo una oración con él. Le extendió una bendición y se fue a su parroquia.
Dos días después, la hija de José llamó al sacerdote para decirle que su padre había fallecido. El sacerdote le preguntó:
-¿Falleció en paz?
-Si, cuando salí de la casa a eso de las dos de la tarde, me llamó y fui a verlo a su cama-.
-Me dijo que me quería mucho y me dio un beso.
-Cuando regresé de hacer mis compras una hora después ya lo encontré muerto.
-Pero hay algo extraño al respecto de su muerte, pues aparentemente justo antes se morir se acercó a la silla que estaba al lado de la cama y recostó su cabeza en ella, pues así lo encontré.
¿Que cree usted que pueda significar esto?
El sacerdote profundamente estremecido, se secó las lágrimas de emoción y le respondió:
-"Ojalá que todos nos pudiésemos morir de esa manera"
Directo al Alma
2019-03-15 

La Mente es Maravillosa. Quien nada espera, nada pierde

A nivel general, solemos esperar que los acontecimientos ocurran como nos gustaría. Nos creamos unas expectativas sobre cómo deberían ser las cosas y cómo deberían ser los demás con nosotros. Así, esperamos que alguien reaccione de una forma determinada ante algo que nos molesta. También esperamos que no llueva un día en el que hemos […]
La entrada Quien nada espera, nada pierde se publicó primero en La Mente es Maravillosa .